Quiénes somos

Quiénes somos

     El Real Instituto de Jovellanos constituye un hito en la historia de la educación en España y en Gijón un motivo de permanente recuerdo y agradecimiento hacia su creador Don Gaspar Melchor de Jovellanos. Es, no solamente el único centro educativo que durante mucho tiempo hubo en Gijón, sino también el primero en su género en España. En sus inicios fue El Instituto de Náutica y Mineralogía y actualmente es el Instituto de Enseñanza Secundaria Real Instituto de Jovellanos.

     Profundamente enraizado, por tanto, en la vida de los estudiantes gijoneses, han sido innumerables los que pasaron por sus aulas a lo largo de tan dilatado espacio de tiempo. Lo que se pretende es que, quienes hayan recibido enseñanzas en su recinto sigan unidos y mantengan un contacto que, por un lado haga entrañable el recuerdo, y por otro potencie al propio Centro.

     En los últimos años se lleva a cabo un cambio en los Estatutos de la Asociación y se abre a personas, que no habiendo sido alumnos del Centro, estén de alguna manera vinculadas con la institución, es decir, profesores, estudiosos de Jovellanos, etc.

     Al amparo del artículo 22 de la Constitución Española se constituye con sede en Gijón y con la denominación de ASOCIACION DE ANTIGUO ALUMNOS Y AMIGOS DEL REAL INSTITUTO DE JOVELLANOS esta Asociación que tendrá, con arreglo a las Leyes, capacidad jurídica y plena capacidad de obrar, careciendo de ánimo de lucro.

     El régimen de la Asociación está constituido por los unos estatutos y los acuerdos válidamente adoptados por su Asamblea General y órganos directivos, dentro de la esfera de su respectiva competencia. En lo no previsto se estará a lo establecido en la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación.

     El domicilio social se fija en el edificio en el que el Real Instituto de Jovellanos de Gijón desarrolle su actividad docente; actualmente en la Avenida de la Constitución sin número de dicha localidad.

     Según el Artículo 4º de sus estatutos, la Asociación desarrolla sus actividades principalmente dentro del Municipio de Gijón, pudiendo extender no obstante su actuación a aquellos lugares en que sea requerido su concurso.

FINES Y ACTIVIDADES DE LA ASOCIACIÓN

Según el Artículo 6º de sus estatutos, los fines de la Asociación serán los siguientes:

  1. Aglutinar a quienes hayan cursado estudios en el Real Instituto de Jovellanos, estrechando sus vínculos de amistad y camaradería.
  2. Incorporar a cualquier persona física, aún sin ser Antiguo Alumno (profesores, personal no docente, estudiosos de Jovellanos, etc.), ó jurídica que deseen colaborar con nuestra asociación como “Amigos del Real Instituto de Jovellanos”.
  3. Realizar actividades de tipo cultural y social, fundamentalmente las que se relacionen con el pueblo de Gijón y la figura de Jovellanos.
  4. Colaborar con las Autoridades y Asociaciones de cualquier índole en la realización de actividades relacionadas con Jovellanos.
  5. Organizar actos de todo tipo, culturales, recreativos, lúdicos, sociales, etc., y en general, cuanto pueda influir en la preparación cultural de los asociados, y en el mantenimiento de los vínculos de camaradería y fraternidad entre ellos.
  6. Fomentar la orientación profesional de los alumnos del Centro mediante charlas, conferencias, promoción deportiva, conciertos musicales, representaciones teatrales, proyecciones cinematográficas, etc.
  7. Potenciar la figura del Real Instituto de Jovellanos como continuador de la labor divulgadora de conocimiento, cultura y civismo iniciada por Jovellanos
  8. Los beneficios obtenidos por la Asociación, derivados del ejercicio de actividades económicas, incluidas prestaciones de servicios, deberán destinarse exclusivamente al cumplimiento de sus fines; sin que quepa en ningún caso su reparto entre los asociados ni entre sus cónyuge o personas que convivan con aquellos en relación de afectividad, ni entre sus parientes, ni su cesión gratuita a persona físicas o jurídicas con interés lucrativo (Art. 13.2 LO 1/2002).
  9. Y, en general, cuantas actuaciones sean consecuentes con los fines de la Asociación sin restricción geográfica alguna.